Make your own free website on Tripod.com

Programa de Español Noveno Grado Escuela Intermedia Urbana de Las Marías

Home
Noticias de Interés y fotos
Recursos y Personal disponible para atenderte
Objetivos del Programa
Estándares y Prioridades del Curso
Información importante del curso
Destrezas Básicas Programa de Español
Acentuación de monosílabos
Clasificación de las palabras de acuerdo a su acento
División Silábica
Letra Mayúscula
La Oración
Clasificación de la oración
Signos de Puntuación (Reglas)
Signos de Puntuación
Partes de la Oración
Partes de la Oración (continuación)
Vicios del Lenguaje
Expresiones Difíciles y otros temas
Entérate de lo nuevo...

Noticias de Interés y fotos

15copy.jpg

Periódico El Nuevo Día 

Estilos de vida

01 Noviembre 2010

 

Ideas que encienden mentes

“Ver que mis estudiantes triunfan, que superan al maestro. Ésa es la satisfacción más grande”

  (El Nuevo Día/ Jorge A. Ramírez Portela)

RUT N. TELLADO DOMENECH / rtellado@elnuevodia.com

“Mi cabeza no deja de pensar y de la nada, hablando contigo o viendo la televisión, me surgen las ideas”, afirma María Lissette Chaluisant García. Esas ideas luego las convierte en iniciativas que buscan dejar huellas en sus estudiantes de noveno grado de la Escuela Eugenio María de Hostos, en Las Marías, donde da clases de español.

Entre sus más recientes proyectos está “Promoviendo la lectura entre padres e hijos”, en el que los alumnos y sus progenitores eligen una obra literaria para analizarla y hacer un informe oral. Aunque Chaluisant admite que al principio los padres están reacios a cambiar sus rutinas para ir al plantel, los resultados son gratificantes. “Una madre se emocionó tanto con el trabajo, que hizo una dramatización en mi salón de la obra que leyó con su hija”, relata la educadora con 21 años de experiencia.

“Para mí lo importante es que lleguen a la escuela y hagan el trabajo con sus hijos”, asegura. “Yo me siento bien emocionada cada vez que uno de esos padres me llama por teléfono o me ve en la calle y dice: ‘Siga adelante, porque con ese proyecto descubrí que tengo que estar más tiempo con mi hijo’”.

Otra iniciativa que le ha generado experiencias gratas es “Promoviendo los valores”, con el que busca incentivar la solidaridad en sus alumnos al pedirles que compartan una hora con una persona necesitada.

Motivada por el trabajo realizado con una paciente de cáncer, una estudiante de Chaluisant le manifestó que desea ser enfermera. “Esa niña me dice que ha seguido visitando a la señora todos los días porque sabe que lo que está haciendo ahora es para ella y para Dios”, recuerda.

“Trabajos así a ti te llenan”, asegura la marieña de 43 años, quien desde niña demostró su vocación.

La tercera de seis hermanos -entre ellos su gemela- cuenta que desde los 12 años se “creía maestra”. “Me encantaba estar rodeada de mis compañeros y, en las horas libres, yo les impartía la clase que fuera. Mis vecinos se alejaban de mí porque sabían que les iba a dar clase”, rememora risueñamente.

Sus profesoras de español la inspiraron. “Eran unas maestras tan completas que yo quise ser como ellas”. Recordándolas, sentencia que “ser maestro no es solamente impartir la enseñanza. Ser maestro es instruir, educar, compartir y divertirte con ellos porque tienes que llegarle al estudiantado”.

Con esto en mente ingresó a la Universidad Interamericana, en San Germán, para hacer un bachillerato en Educación Secundaria en Español. Por falta de transportación, tuvo que hospedarse. “Yo estaba acostumbrada a dormir en mi cama y a estar con mi hermana gemela todo el tiempo. Fue fuerte. Me llevaban los domingos a las ocho de la noche porque yo no dejaba que me llevaran antes. Los miércoles iba toda la familia a verme. Llevaban hasta al perrito. A veces hasta lloraba para que me llevaran a casa”, explica sobre su alejamiento del barrio Maravilla Sur, donde se crió.

Al cabo de cuatro años hizo su práctica docente en la Escuela José de Diego, en Mayagüez, con alumnos de duodécimo grado. “Empecé ahí con mi primer embeleco, que fue un periódico escolar”, dice.

“A los estudiantes les fascinó. Hasta me hicieron una fiesta de despedida que a mi nunca se me olvida”, recuerda Chaluisant. “Como era el último día de mi práctica, yo le iba a hacer una fiesta a mis estudiantes. Pero cuando llegué al salón a decorar la sorprendida fui yo. Allí estaban la maestra cooperadora con todos los estudiantes y el salón preparado. Fue bien emocionante”.

“Cuando esos reconocimientos salen de los estudiantes, sabes que tú les llegaste. Ahí yo me derrito”, expresa.

Al siguiente año inició labores en el plantel marieño donde aún trabaja. Allí comenzó a organizar actividades como parte de la organización estudiantil de español. También en esa escuela conoció a su esposo Abel René Acevedo, a donde él llegó hace 15 años como maestro de matemáticas. “Fue amor a primera vista”, asegura sobre el padre de sus dos hijos. Eso sí, no le perdona que la haya sacado de Las Marías. “Él es un santo, pero sabe que mi resentimiento siempre ha sido ése, que me mudé para su pueblo (San Sebastián) y él no se mudó para el mío”.

Uno de los mayores retos de Chaluisant le llegó hace cuatro años, cuando el plantel cayó en el plan de mejoramiento. Entonces, junto a la comunidad escolar creó un grupo de estudio que ofrecía tutorías y talleres para mejorar el aprovechamiento. “Tuvimos muchos tropiezos porque los estudiantes estaban bien negativos”, indica. Al año siguiente lograron salir del plan. Ahora desea revivir el proyecto, porque el desempeño en las pruebas bajó de nuevo el año pasado.

Al repasar su trayectoria se siente afortunada. “Ver que mis estudiantes triunfan, que superan al maestro. Ésa es la satisfacción más grande”, concluye. “Cada cosa que tú puedas hacer en pro de la juventud es importante, y más si es por mis nenes de Las Marías”.

 

Estilos de vida

END Educador

12 Mayo 2010

1:14 p.m.

La lectura une a padres e hijos en Las Marías

Proyecto para la clase de Español busca involucrar a los padres en el quehacer escolar.

 

Por Winnette Figueroa Rodríguez / Especial El Nuevo Día Educador

 

Los estudiantes  de noveno grado de la escuela intermedia Urbana Eugenio María de Hostos, en Las Marías, participaron junto a sus progenitores en un proyecto escolar titulado “Promoviendo la Lectura entre Padres e Hijos” como parte de su clase de español.

 

Los alumnos debían escoger con sus padres algún género literario (novela, cuento u obra de teatro) con el propósito de realizar una presentación oral frente a sus compañeros de clase.

 

María Chaluisant García, profesora y creadora del proyecto, expresó que la iniciativa es parte de una serie de proyectos que ha realizado en su clase  para involucrar a los padres en el quehacer escolar y la formación intelectual de sus hijos. La participación de los padres incrementa el aprovechamiento académico de los jóvenes y fortalece la unión familiar. 

 

“Quiero que los estudiantes pierdan el miedo de hablar ante un grupo y que se expresen adecuadamente, pues  la comunicación oral es bien importante” indicó la profesora.

 

Según la estudiante Keila Quintana Mercado, “trabajar con mi madre fue bueno. Recordamos con el cuento ‘El Josco’ situaciones de nuestro pasado y así entendimos mejor el cuento.  Aprendí que es importante pasar tiempo con los padres y compartir los trabajos de la escuela con ellos porque siempre están ahí para ayudarte”.

 

De igual forma, Lisandra Mercado Hernández, madre de Keila, señaló que cuando su hija le informó sobre el proyecto inmediatamente buscó el cuento que más le gusta y ahí se lo enseñó para que lo leyera y  pudiera analizarlo.  “La experiencia fue única porque después de tantos años en la escuela es la primera vez que se hace este proyecto” agregó.

 

Por su parte, el alumno Jonathan Irizarry Soto  participó junto a su madre con la novela “El color de mis palabras”. “Esto fue una experiencia agradable, nunca había tenido la oportunidad de trabajar tanto tiempo con mi mamá en un trabajo escolar. Leímos y analizamos la novela juntos y coordinamos lo que iba a decir frente al grupo.  Aprendí que siempre hay algo que te une a los padres, por más pequeño que sea, y valores como el amor y amistad” informó el joven.

 

Igualmente, la joven Keila Candelario Lugo mencionó: “Fue una experiencia única. Mi papá y yo tuvimos un intercambio de ideas. Aprendí a compartir con mi papá y a conocer más la lectura. Me gustó mucho leer y compartir el mensaje del libro, ahora puedo ver las películas con mi papá y explicárselas. La lectura nos unió porque a ambos nos gusta leer”.

 

Del mismo modo, Eber Candelario Olivieri, padre de Keila, destacó que compartir ideas con su hija fue lo mejor. A pesar de la diferencia de gustos fue conociendo más y ahora hasta se interesa por los temas del libro que leyeron, “Crepúsculo”. El proyecto abrió paso a la comunicación familiar.

 

“La escuela está cumpliendo con la comunidad y con la vanguardia de la educación, que es lo más importante. La meta es mejorar el aprovechamiento escolar a  estándares más altos”,  enfatizó el director escolar, Alberto Rivera Nieves.

 

Actividad de Cabecitas Rapadas y Hospital San Jorg
530461_388102474561185_894572053_n.jpg
Junto a uno de mis estudiantes...

Periodico Primera Hora (articulo publicado en el blog de Jorge Vega Rivera

Mi resuelve Virtual

Familia que lee unida...

domingo, 14 de marzo de 2010

En el corazón de Puerto Rico, se desarrolla un valioso proyecto educativo dirigido a promover la lectura entre jóvenes y adultos. La profesora de español María L. Chaluisant, de la Escuela Intermedia Eugenio María de Hostos del pueblo de Las Marías,conoce muy bien el talón de Aquiles de la educación: la familia. Chaluisant entiende que es en el seno familiar donde se inicia el proceso educativo. Además, es ahí donde también nace el amor por la lectura.

Por eso, con el fin de involucrar a los padres y las madres en el quehacer escolar y la formación intelectual de sus hijos, esta dedicada maestra creó el proyecto "Promoviendo la lectura entre padres e hijos". En el programa, cada estudiante selecciona una obra literaria que leerá en el hogar junto a su padre o su madre. Luego, éste compartirá con sus compañeros un análisis de la obra en el salón de clase. En algunos casos, el entusiasmo de los estudiantes los ha llevado a realizar dramatizaciones de los textos, que van desde "El lazarillo de Tormes" a "El josco", entre otros relatos divertidos.

Para sorpresa de muchos, la experiencia ha sido enriquecedora e inolvidable. Los estudiantes aprenden sin darse cuenta. Además, tienen la oportunidad de compartir con sus familias la lectura de una obra literaria, así como descubrir aspectos que ayudan a desarrollar la capacidad intelectual de todos por igual. Por otra parte, el proyecto permite que los miembros de la famila se relacionen de formas insospechadas a lo largo de la lectura intercambiando impresiones y cultivando la curiosidad por otros temas relacionados.

La participación de la familia en el proceso educativo de sus hijos incrementa el aprovechamiento académico de éstos y fortalece la unión familiar. Se abre, además, el camino para nuevas aventuras compartidas que generan una dinámica interacción educativa, dan efervescencia a la autoestima y crean ciudadanos responsables y mejor informados.

El proyecto de lectura de la profesora Chaluisant ha cautivado el interés de toda la comunidad escolar. De parte de ella, me atrevo a invitarlos a poner en práctica sus ideas. ¡A leer se ha dicho!

p3020449.jpg

Reportaje en Primera Hora
n1352342025_30280695_5103694.jpg
Proyecto Recordar es Volver a Vivir

Homenaje del Nuevo Dia (Cuadro de Honor)
cimg4385.jpg

Develacion del nombre de mi escuela
dsc02940.jpg

Mis padres y yo hacemos la diferencia
lasmariascomunidad.jpg

Promoviendo los Valores
l_0542b1193add4f53bed8951f2d895dff.jpg
Grupo de estudiantes y padres en Portal de Amor

Proyecto Mis padres y yo hacemos la diferencia
estudiantes.jpg
Reportaje especial del Periodico El Nuevo Dia

amigos.jpg

Here I might describe this picture.

ibarramovmargaritaspeq.gif